\"El mejor olor, el del pan; el mejor sabor, el de la sal; el mejor amor, el de los niños\" Henry Graham Greene

Archivo de la categoría Enfermedades

2 de Abril: Dia Mundial de concientizacion sobre Autismo

Lazo_autismo_transparente[1]Este 2 de Abril se celebra el Dia mundial de concientizacion sobre Autismo. Este dia  organizaciones alrededor del mundo se dedican a recaudar fondos y a celebrar actividades que promuevan la creacion de conciencia sobre esta condicion.

El trastorno del Espectro Autista (TEA) o Autismo es una afeccion  del desarrollo cerebral que se caracteriza por trastornos de la interaccion social, de la comunicacion verbal y no verbal y por movimientos repetitivos o estereotipados.

En Estados Unidos 1 de cada 110 menores padece algun  Trastorno del Espectro Autista y se ha encontrado un aumento en la incidencia de un 60% en los ultimos 20 anos. 

Aunque el autismo tiene sus origenes durante el desarrollo temprano del cerebro, sus sintomas y signos mas obvios son evidentes entre los 12 y 18 meses. Estos incluyen:

-Evita el contacto visual (la mirada que traspasa)

-Retraso del desarrollo del habla y el lenguaje

-Repite frases o palabras

-Aleteo con las manos, mecer el cuerpo o girar en círculos (movimientos estereotipados)

-No reaccionan cuando se les llama por su nombre (cerca de los 12 meses)

-Se irritan o enojan con los cambios y tienen intereses obsesivos

En niños menores de tres años encontramos:

-Retraso en el desarrollo del lenguaje hablado (no hay balbuceo, o vocaliza sonidos monótonos)

-Notable deficiencia en el uso de conductas no verbales (expresión facial, mirar a los ojos, hacer ademanes)

-Falta de interés de compartir los logros e intereses con las demás personas. (Por ejemplo, no señalar objetos atrayentes)

-Falta de reciprocidad social y emocional (dificultad para interactuar, por ejemplo, no juega a las escondidas, no intenta aplaudir, o cantar contigo)

Aun no sabemos a ciencia cierta las causas del Autismo. Se han identificado mutaciones geneticas asociadas al trastorno, aunque estas mutaciones por si solas no causan la enfermedad. Tambien se habia asociado a la administracion de vacunas, pero multiples estudios han demostrado que NO existe relacion entre la vacunacion y el desarrollo de TEA.

Aunque no existe tratamiento, el diagnostico permite el inicio de temprano de intervenciones que favorecen la mejoría de los aspectos sociales,  conductuales y del lenguaje. Permite además que la familia responda de manera adecuada, disminuye la necesidad de educación especial, y aumenta las posibilidades de independencia en la vida adulta.

Aun estamos investigando, cada dia nos acercamos mas a la comprension de este grupo de condiciones. 

Unete y ayudanos a crear conciencia.

 

Dengue: Preguntas y Respuestas

Que es el Dengue?

El dengue es una enfermedad infecciosa, causada por un virus, que puede ir desde una enfermedad leve muy parecida a un proceso gripal, hasta una enfermedad grave con un alto riesgo de muerte.

Más de un tercio de la población mundial reside en áreas con riesgo de contagio de dengue, y según la CDC cada año cerca de 100 millones de personas son infectadas.

Es una infección viral, cuyo vector es la hembra de  un mosquito llamado Aedes Aegipty; El mosquito se infecta al picar a una persona enferma, incuba el virus durante 4 a 10 días, y a partir de este momento puede transmitir la enfermedad durante toda su vida. No se transmite de persona a persona.

El Dengue repite?

Existen 4 tipos de virus que pueden causar dengue, y luego del contagio se desarrolla inmunidad hacia el virus que provoco la enfermedad, pero no hacia los otros 3, por lo que puede producirse otra infección, incluso de mayor gravedad.

Cuales son los síntomas?

Los síntomas de Dengue inician de 4 a 10 días luego de la picadura del mosquito infectado, con una duración de la enfermedad de 2 a 7 días. La presentación incluye:

  • Fiebre alta
  • Dolor de cabeza, dolor retro ocular, dolores musculares y de las articulaciones
  • Nauseas o vómitos
  • Rash

Como se si mi hijo tiene Dengue Hemorrágico?

Cuando se afecta la permeabilidad de los vasos sanguíneos, pueden acumularse líquidos en diferentes cavidades del cuerpo como el abdomen, los pulmones y el pericardio, lo que se conoce como Dengue Grave, o Dengue Hemorrágico. Puede haber dolor abdominal, dificultad para respirar, extremidades frías y sudorosas, pulsos débiles y alteración de la consciencia. Se acompaña además de una disminución importante de las plaquetas en el hemograma y hemoconcentración, así como manifestaciones hemorrágicas en piel, mucosas, lugares de punción, etc. Es la forma más peligrosa de Dengue y de no ser atendida, puede llevar a estado de shock y muerte. Esta complicación aparece entre el tercer y séptimo día luego del inicio de los síntomas.

Cuales pruebas confirman que mi hijo tiene Dengue?

Para confirmar el diagnostico de Dengue se realizan 2 pruebas:

a)      Aislamiento del virus de dengue en sangre

b)      Determinación de Anticuerpos para Dengue. Esta última se realiza a partir del 5to día de iniciado el cuadro febril.

 

Cual es el tratamiento del Dengue?

No existe un tratamiento específico para el dengue.

La fiebre se trata con antipiréticos como el acetaminofén o el paracetamol. No debe usarse aspirina ni ninguno de sus derivados. También se pueden usar baños tibios para controlar la fiebre, y aumentar la ingesta de líquidos para evitar la deshidratación.

En caso de Dengue Grave el paciente deberá ser hospitalizado, se administraran líquidos endovenosos y medidas de soporte para evitar el estado de shock.

En ambos casos la enfermedad remite espontáneamente alrededor del séptimo día de iniciado el cuadro clínico.

Como evito que mi hijo se contagie?

Aunque se están realizando esfuerzos a nivel mundial, aun no existe una vacuna que prevenga el contagio con el virus que provoca el dengue. La única manera de evitarlo, es eliminando el mosquito que lo propaga. Se deben eliminar los criaderos de mosquitos, sobre todo los desechos que puedan acumular agua donde el mosquito pone sus huevos.

Se deben usar mosquiteros, repelentes y en casos necesarios insecticidas. El agua almacenada para uso domestico debe estar tapada herméticamente, y el agua de floreros y plantas cambiada diariamente.

Que debo hacer si sospecho que mi hijo tiene Dengue?

Si tu hijo presenta síntomas de Dengue, o un cuadro febril y vives en una zona endémica, acude de inmediato al centro de salud mas cercano, donde se determinara si es o no un caso sospechoso, y te indicaran las medias que debes tomar.

 

 

Vulvovaginitis en niñas

La vulvovaginitis es la inflamación del área vulvar o vaginal producida por agentes infecciosos, físicos o químicos. Representa más del 70% de las causas de consulta en Ginecología Pediátrica y  se caracteriza por irritación del área, con prurito o picazón, ardor, molestias al orinar y en muchos casos flujo vaginal.

Luego del nacimiento, hay un cese del estimulo estrogénico que se recibía mientras se encontraba en el útero de la madre. Este cambio produce una alteración del pH o del nivel de acidez en la vagina, y la colonización de la misma por bacterias que formaran la flora normal de esta. Cuando se acerca la menarquia, otra vez por estimulo hormonal, se producen nuevos cambios en la flora y el pH vaginal. Esta variación de acidez o alcalinidad, y la presencia de bacterias son importantes al momento de realizar el diagnostico causal.

Muchos factores predisponen a la presencia de vulvovaginitis. En niñas menores, la distancia entre el ano y la vagina es más corta, facilitando el paso de bacterias de una estructura a la otra. También, los malos hábitos de higiene, o la higiene inadecuada (limpiar el área de atrás hacia adelante) lleva heces hacia la vagina produciendo infecciones. Cuando están en edad de controlar esfínteres, los pequeños escapes producen que se humedezca la ropa interior, conformándose entonces un ambiente ideal para la colonización por bacterias y hongos. Algunos parásitos intestinales pueden producir picazón en el ano, y migrar hacia la vagina donde producen síntomas similares.

Deben también descartarse anomalías congénitas del tracto genito-urinario, enfermedades sistémicas como la diabetes y  la presencia de cuerpo extraño (por ej. juguetes). Cuando en ninas menores se aísla un agente relacionado a Infecciones de Transmisión sexual, como Clamidia o Gonorrea, se debe investigar abuso sexual.

En general, las vulvovaginitis se pueden clasificarse en No infecciosas e Infecciosas.

Las No Infecciosas se relacionan con irritantes externos, como el uso de jabones, perfumes, ropa ajustada, ropa interior de tejidos sintéticos (por ejemplo, nylon), irritación por el pañal, tumores, dermatitis, etcétera.

Las Infecciosas se relacionan  con agentes bacterianos, hongos y virus. En estas, el diagnostico se basa en el historial clínico, las características del área genital y de  las descargas vaginales y en los cultivos.

Las complicaciones son poco frecuentes. Se ha encontrado infección de vías urinarias en menos del 1% de los casos; también adhesión de los labios menores (sinequia de labios menores). En los casos donde se han aislado agentes como gonococo y clamidia se puede producir enfermedad pélvica inflamatoria y salpingitis. Esta última puede ser causa de esterilidad.

 

 

Para prevenir que ocurra:

-Usa medidas de higiene adecuada y enseña a tu niña a temprana edad como realizar un aseo adecuado del área genital, siempre de delante hacia atrás.

  Evita el uso de jabones, champú, desodorantes y cualquier otra sustancia que pueda actuar como irritante.

-Promueve el uso de ropas holgadas y ropa interior de algodón

-Oriéntala sobre las Infecciones de Transmisión Sexual

Si tu niña presenta síntomas de vulvovaginitis, acude a tu pediatra o ginecólogo quien determinara la causa e iniciara el tratamiento correspondiente para cada caso.

Convulsiones Febriles

Pocas situaciones provocan tanto temor como una convulsión. Es uno de los cuadros clínicos más impresionantes para un padre y lamentablemente, es muy frecuente.

Una convulsión es un cuadro que se produce por una actividad nerviosa anormal en el cerebro. Se caracteriza por aumento repentino del tono muscular durante unos segundos, seguido por movimientos en forma de sacudida de las extremidades, con pérdida del conocimiento. Puede haber desviación de la mirada, o mirada fija, pérdida del control de los esfínteres, salivación abundante y cambios de coloración de la piel. A veces, los cuadros son de menor intensidad, encontrándose por ejemplo sólo una de las manifestaciones, como sacudidas de una extremidad, o mirada fija, o pérdida del conocimiento.

Las convulsiones febriles son convulsiones desencadenadas por fiebre, y generalmente se manifiestan como convulsiones generalizadas.

Se habla de que hasta un 5% de todos los niños presenta convulsiones febriles. Estas generalmente ocurren entre los 3 meses y los 6 años de edad. Tienen una duración menor a 15 minutos y no se encuentra ningún déficit neurológico una vez pasa el evento. Las convulsiones febriles se consideran benignas, aunque pueden volver a presentarse en presencia de fiebre hasta en un 30-50% de los niños, sobre todo si se produce antes del primer año de edad. Son más frecuentes si hay antecedentes familiares de convulsiones febriles.*

Qué hacer si mi hijo convulsiona?

En primer lugar trata de mantener la calma. Coloca a tu hijo de lado, sobre un costado, para evitar que se ahogue con las secreciones. Ponlo sobre una superficie plana para impedir que se lastime. No trates de introducir objetos en la boca para mantener las vías respiratorias abiertas, ya que pueden romperse, producir obstrucción y causar paro respiratorio. Trata de soltar las prendas de vestir ajustadas, como cinturones o correas, o cualquier prenda en el cuello. No intentes dar medicamentos por la boca, ya que corres el riesgo de provocar una bronco aspiración.

Si el cuadro no mejora luego de varios minutos, acude de inmediato al servicio médico más cercano. Una vez pase la convulsión, lleva a tu niño al pediatra para que este determine la causa de la fiebre, e inicie el tratamiento adecuado, ya que esta puede ser causada por una infección leve, como una otitis o amigdalitis, o por infecciones más graves como sepsis o meningitis.

Cómo evito una convulsión febril?

Lo más común es que las convulsiones se presenten con temperaturas por encima de 38⁰C, pero esto no es una norma, lo que hace difícil la prevención de las convulsiones por fiebre. La administración de antipiréticos como acetaminofén e ibuprofén pueden disminuir la intensidad de la fiebre, evitando en muchos casos las convulsiones. Además, se pueden aplicar medios físicos, como paños o baños con agua templada y gorros de agua fría como medida adicional a los medicamentos. Si la fiebre no cede, acude al servicio de emergencias.

Las convulsiones febriles no dejan secuelas neurológicas, no afectarán el desarrollo de tu hijo, ni su capacidad de aprendizaje, y la mayoría de las veces cesan al cumplir los 6 años.

Si tu hijo ha convulsionado por fiebre, ten siempre a mano medicamentos antipiréticos. Si luego de administrarlos la fiebre no mejora, es mejor que acudas a un centro de salud. Si ha presentado más de un episodio, pídele a tu pediatra que te refiera a un neurólogo pediátrico, quien realizará los estudios necesarios para descartar otras condiciones, y te indicará el mejor tratamiento.

referencias* PediatricsInReview Vol 29 No 3

Mi Hijo no evacúa..qué hago?

La constipación o estreñimiento es una causa  frecuente de consulta tanto en el pediatra como en el Gastroenterólogo Pediátrico; se dice que hasta un 15-30 % de las consultas de gastroenterología pediátrica, son por constipación. Se habla de constipación cuando hay una retención anormal de las heces, con aumento de la consistencia de las mismas (son más duras)  y dificultad o dolor para evacuarlas.

La frecuencia no es necesariamente un factor que determina si un paciente está o no constipado, ya que esta puede variar de acuerdo a la edad del niño y del tipo de alimentación que reciba. Un recién nacido alimentado con seno materno, evacúa luego de cada alimentación; sin embargo, a esa misma edad, pero recibiendo fórmulas,  la frecuencia disminuye, sin que pueda definirse como constipación.  Si al momento de evacuar  las heces son de consistencia normal (heces formadas, no duras), y se produce sin dificultad, ni dolor, NO es constipación.

Para evitar la constipación debemos tomar en cuenta algunos factores. En primer lugar la alimentación; en recién nacidos debemos insistir en la lactancia materna. Durante la transición de alimentación liquida a solida puede producir constipación transitoria en los lactantes, que se resolverá espontáneamente cuando el intestino se habitúe al nuevo tipo de alimentación.  En niños mayores se debe recalcar la ingesta adecuada de agua, integrar fibras alimentarias (cereales, granos, frutas y vegetales), y evitar alimentos que predisponen al estreñimiento (astringentes) como la  guayaba, manzana, guineos, etc.

En niños que están desarrollando control de esfínteres, es importante crear hábito intestinal, o hábito de ir al baño, ya que con frecuencia la retención voluntaria de las heces en el recto es causa de constipación. Sentarse 5-10 minutos todos los días en el sanitario suele conseguirlo. Algunos medicamentos producen estreñimiento como efecto secundario, por lo que debe descartarse esta causa.

Hay también enfermedades que producen constipación: Anomalías anatómicas, trastornos neurológicos y endocrinos, procesos febriles, errores innatos del metabolismo, lesiones en el ano (por ejemplo fisuras provocadas por la misma constipación, produciéndose un círculo vicioso), y enfermedades inflamatorias.

Si tu niño tiene dificultad para evacuar, acude a tu pediatra,  quien te ayudará a determinar las causas, y  te indicará las medidas y tratamiento más efectivos para tu hijo.

 

 

 

 

 

A la clase, que ya es hora!!!!!

El retorno a clases es uno de los momentos más emocionantes en la vida de nuestros hijos. Los  libros nuevos, uniformes impecables, zapatos relucientes, nuevo corte de pelo, la reunión con los amigos después de varios meses.

Para hacer de este nuevo año escolar un año exitoso, debemos tener en cuenta algunos puntos que pudieron ser olvidados durante las vacaciones.

1.       Sueño: El sueño es imprescindible para el buen rendimiento escolar. Un niño debe dormir un promedio de 8-10 horas para lograr un descanso adecuado. Por lo tanto, debemos restaurar los horarios de ir a la cama.

2.       Alimentación: Debes haber escuchado que el desayuno es el alimento más importante del día. Esto es sobre todo cierto en los niños; un buen desayuno debe proveer la  energía necesaria para que su cerebro asimile toda la información que estará recibiendo durante el día. 

Las meriendas son también importantes. No le pongas en la lonchera una bolsita de papitas fritas con un jugo artificial. Sustitúyelo por un sándwich, con una leche con chocolate, rollitos de jamón y queso, una fruta, jugos naturales, pancakes, corn flakes, en fin, comidas  que sean a la vez sabrosas y nutritivas

3.       Tareas: quizás no es la parte más divertida de la escuela, pero si una de las más importantes en el proceso de aprendizaje, además de que enseña a tener responsabilidad desde temprana edad. Establece horarios, supervisa que estén completas y pulcras, ayúdalo con lo que no entienda, y si juntos no pueden, busca ayuda. Habla con sus maestros o solicita la ayuda de un tutor.  

4.       Maestros: Conocer a los maestros de tus hijos es siempre una buena idea. Preséntate con ellos, conócelos, y familiarízate con el ambiente escolar. Recuerda que son quienes comparten la mitad del día con tus hijos.

Si tu hijo va a la escuela por primera vez, empiézale a hablar de forma positiva de ésta, los amiguitos y juegos, cuéntale quienes van a ser sus profesores, y que no estarás con él, pero que luego vas a buscarlo. Así haces de la experiencia algo menos traumático.

Si va a un colegio nuevo, puede que esté ansioso o asustado. Explícale que hará nuevos amigos, sin perder a los del colegio anterior. Llévalo a conocer el colegio, y si es posible, sus maestros y su aula, así no se sentirá perdido.

Confirma siempre que la mochila le resulte cómoda, y que no esté sobrecargada, así evitas los incómodos dolores de espalda y hombros que produce el exceso de peso.

Con el inicio de las clases, vienen también las enfermedades propias de la niñez, así que acude a tu pediatra y solicítale una evaluación completa de tu niño. Verifiquen que está completo su esquema de vacunación, que no padezca problemas de visión o audición, ni ninguna otra condición médica que pueda interferir con el aprendizaje.

 

 

 

 

Qué es la Prueba del Talón?

Recientemente los pediatras y obstetras estamos orientando a los padres con respecto a la realización de la “Prueba del Talón”, que es el nombre popular del “Screening Neonatal o Tamizaje Metabólico Neonatal”.

Esta prueba se realiza para la determinación temprana de Errores Congénitos del Metabolismo, que son enfermedades congénitas, muchas veces difíciles de detectar en los primeros meses de vida, y que tienen graves e irreversibles repercusiones en la salud de los niños.  Se producen por el déficit, alteración o ausencia de una sustancia que interviene en el metabolismo, teniendo como consecuencia importantes cambios del mismo.

 Actualmente “se han identificado más de 4000 Errores Congénitos del Metabolismo, y aproximadamente 70 de estos son causa de daño cerebral que puede ir de leve a severo”. (Fares Ties, Instituto de Análisis). Algunos ejemplos de estas enfermedades son Hipotiroidismo Congénito Primario, Fenilcetonuria, Galactosemia, Falcemias, Talasemias, Fibrosis Quística, Distrofia Muscular, entre otras. Son causa de cataratas, retraso psicomotor, alteraciones del metabolismo del agua y electrolitos, convulsiones, afección de pulmones, hígado, páncreas, y otros órganos, trastornos de la maduración sexual, perdida de la audición y hasta la muerte.

La buena noticia es que una vez identificados e iniciado el tratamiento adecuado, se evitan las secuelas de estas enfermedades. Más de 50 de los Errores Congénitos del Metabolismo tienen tratamiento efectivo. De ahí la importancia de la detección temprana.

La prueba se realiza a partir de las 24 horas de vida, tomando una muestra de sangre del talón del bebé, colocándola en un papel especial, y dejando secar. Este papel será enviado a los laboratorios en los que se realizarán la determinacion de cada enfermedad. Los resultados se obtienen a las 48-72 horas.

La realización de la “prueba del talón” es la primera medida de prevención que se debería tomar con cada recién nacido. En los países desarrollados ya se realiza de manera rutinaria, y en nuestro país ya existen varios centros en los que se ofrece el servicio.

Pídele a tu medico que te oriente con respecto a esta prueba.

 

 

Hablemos de Falcemia

La falcemia, también conocida como Anemia Falciforme o Drepanocitosis, es una enfermedad de la sangre, hereditaria (se adquiere de uno o ambos padres) y congénita (desde el nacimiento). Se produce por una alteración en la Hemoglobina, que es la proteína del glóbulo rojo que se encarga del transporte del oxigeno;  Esta hemoglobina alterada, denominada Hemoglobina S, se traduce en una deformación del glóbulo rojo, que se torna en forma de media luna, aumentando su fragilidad, trayendo como consecuencia anemia, que es la principal manifestación de la enfermedad.  Tiene una prevalencia en Estados Unidos de 1 por cada 375 nacidos vivos en norteamericanos de raza negra, y 1 de cada 1200 hispanoamericanos. En Republica Dominicana se habla de una tasa de prevalencia de hasta un 7 % de la población.

Existen varios tipos de Falcemia. La más grave, la Hemoglobinopatía SS o Falcemia Homocigota se caracteriza por la presencia de un 50% o más de la Hemoglobina S. Existe también la Hemoglobinopatía AC o portador sano, así como variables menos frecuentes como la Hemoglobinopatía S b-talasemia, y la Hemoglobinopatía SC.

La forma de presentación  depende del tipo de Falcemia, y varia entre aquellas de intensidad leve, hasta las que pueden poner en peligro la vida del paciente. Las mas frecuentes son: Anemia, crisis de dolor, infecciones, secuestro  esplénico (aumento repentino del tamaño del bazo, acompañado de caída brusca de la hemoglobina, y de los elementos formes de la sangre), síndrome torácico agudo, enfermedad cerebrovascular, y daño crónico a los órganos. 

El diagnóstico puede hacerse desde el nacimiento, y se recomienda que en poblaciones de alta prevalencia, se realicen pruebas antes de los 3 meses de vida en caso de no haberse realizado al momento de nacer. La detección temprana favorece el inicio precoz de medidas preventivas, mejorando la calidad de vida del paciente.

El tratamiento se basa en el manejo de las crisis, ya sea con transfusiones sanguíneas, antibióticos en caso de infecciones,  y  tratamiento de prevención de crisis. Se han realizado con éxito transplantes de células madres hematopoyéticas en pacientes falcémicos con Accidente Cerebro Vascular,  Síndrome Torácico Agudo y Crisis de dolor a repetición, pero aun se discute el riesgo-beneficio, así como otras modalidades de transplante, como sería el caso de células madre del cordón umbilical. El manejo de los pacientes falcémicos debe hacerse en equipos que comprendan pediatras, hematólogos pediatras, sicólogos, trabajadores sociales, y genetistas.

La esperanza de vida de los pacientes falcémicos ha mejorado en los últimos 30 años, aumentando  14.3 años en pacientes con hemoglobinopatía SS, alcanzando actualmente los 45 años. Esto debido a la introducción de la detección temprana, el uso de vacunas y antibióticos profilácticos, así como a la educación y orientación de los padres.

Fuente: Pediatricsinreview Vol 29 No3 Mayo 2008

 Links de interés

http://www.sicklecelldisease.org/

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/sicklecellanemia.html 

 

 

 

Mi hij@ no come

Cuando nuestros hijos rechazan los alimentos nos enfrentamos a una de las situaciones más preocupantes  y aun así, más frecuentes en nuestros hogares. Día tras día, recibo pacientitos traídos por sus padres porque comen poco, solo comen determinados alimentos o simplemente no comen nada. Qué hacer?

En primer lugar debemos buscar condiciones que cursen con disminución del apetito. Niños con infecciones de garganta, procesos de dentición, aftas o heridas en la boca, rechazan los alimentos por el dolor que les produce ingerirlos. Estos niños generalmente ingieren líquidos, preferiblemente fríos, sin dificultad.  Igualmente, cuando hay dolor abdominal, por ejemplo en las parasitosis intestinales, evitan comer para evitar el dolor.

Otros niños adquieren hábitos alimenticios no saludables que pueden tener consecuencias importantes. Es el caso de los que solo comen determinados alimentos, generalmente de escaso valor nutricional. Los  “Chicken Nuggets”, arroz blanco, papitas fritas, etcétera, a pesar de tener un alto valor calórico, son pobres en nutrientes, por lo que no aportan los requerimientos nutricionales de un niño  en crecimiento.  Otros sólo toman leche, que aunque es un alimento de alto valor nutricional, solo aporta parte de las demandas diarias.

Debemos educar a nuestros niños desde temprana edad a alimentarse de manera sana. Los horarios de las comidas, así como la disciplina en la mesa son importantes para crear hábitos alimentarios adecuados. A la hora de comer no se debe jugar, ni ver TV, ni realizar ninguna actividad que le distraiga. Tampoco debemos permitir que se pase horas muertas frente al plato. Luego de 30 a 45 minutos, retíraselo y avísale que le guardarás lo que no haya comido. Una dieta ideal incluye 3 comidas y 2 meriendas, y debe contener todos los grupos alimentarios, carbohidratos, proteinas y grasas. Cuando incluyamos algún alimento que no sea del agrado de tu hijo (seamos realistas, es difícil enseñar a un niño  a comer brócoli o berenjenas) disfrázalo, ponle una salsa de queso, o prepárale una “pizza” con la berenjena, busca la forma de que los alimentos sean atractivos a todos los sentidos.

No te debes desesperar y complacer. Es normal que quieras que coma algo, aunque sea comida chatarra, pero con esto tu hijo no sólo se está alimentando inadecuadamente, también te está manipulando.

Es importante destacar que la falta de apetito puede ser también  un síntoma de problemas más graves, como la Anorexia Nerviosa, infecciones, problemas gastrointestinales, por lo que si tu hijo no quiere comer, debes acudir a tu pediatra, quien te ayudará a determinar la causa y te orientará adecuadamente sobre el tema.

Dolor de Cabeza en Niños

Los dolores de cabeza son muy frecuentes en niños. Entre un 4 a un 10% de los niños  lo han experimentado. Hay estudios que plantean que cerca del 30 % de los niños en edad escolar y hasta el 90% de los adolescentes han tenido dolor de cabeza.  Se estima que los niños  con dolor de cabeza tienen hasta el doble de ausencias escolares que aquellos que no lo padecen. (American Headache Society).

La mayoría de los dolores de cabeza en niños son benignos, y no están asociados a enfermedad grave. Son causas frecuentes los resfriados, la falta de sueño,  la exposición prolongada al sol, entre otras causas. Sin embargo, es importante hacer el diagnóstico, porque el tratamiento y abordaje será diferente dependiendo del origen.  Debemos indagar las características del dolor (es pulsátil o fijo), horario de aparición (en las mañanas o en la noche), frecuencia, presencia de síntomas antes del dolor, o que lo acompañen, si mejora solo o con medicamentos, o si se asocia con sensibilidad a la luz o al ruido. En lactantes, los dolores de cabeza suelen manifestarse con irritabilidad, apatía y llanto, sin que encontremos una causa evidente, por ejemplo, hambre.

Debemos acudir al médico inmediatamente si presenta cualquiera de estas situaciones:

-si el dolor de cabeza está acompañado de fiebre

-vómitos no precedidos de nausea

-trastornos visuales, por ejemplo, visión doble

-dolor o rigidez del cuello

-historial de haber recibido un golpe en la cabeza

-disminución o pérdida de sensibilidad o movilidad de las extremidades

-cambios en el comportamiento

-lo describe como el peor dolor de cabeza de su vida

Para prevenir los dolores de cabeza en tu niño es importante vigilar que duerma el número de horas adecuadas,  se alimente correctamente, evitar los excesos de dulces y las bebidas cafeinadas y que esté adecuadamente hidratado.

Si tu hijo padece de dolores de cabeza, acude a tu pediatra quien te indicará cuales pasos seguir.

 

 

 

Advertisement
Para hacer una cita llamar al 809-732-0866. Segui @BlogTiaCynthia
mayo 2016
L M X J V S D
« Jul    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031